Extraido y traducido de EHTrust

Información importante sobre la seguridad de los iPads y las tabletas

iPads y tabletas: Riesgos para la salud, riesgos de seguridad y soluciones prácticas

 

Antes de comprar una nueva tableta, tenga en cuenta esta importante información de seguridad.

 

Los iPads y las tabletas emiten radiación de microondas: Los iPads y las tabletas inalámbricas emiten ráfagas constantes de radiación de microondas inalámbrica pulsada, también conocida como radiación electromagnética de radiofrecuencia (RF). Las ráfagas de microondas pueden producirse aproximadamente cada 4 segundos o hasta 900 veces cada hora.

 

Estas ráfagas de radiación continúan incluso cuando el dispositivo inalámbrico no está en uso

 

Las tabletas tienen hasta 5 antenas transmisoras que emiten radiación como una señal de baliza que transmite incluso cuando NO se está utilizando Internet. Sí, la intensidad de la radiación es más fuerte cuando se utiliza Internet con una conexión Wi-Fi, sin embargo, la radiación no se detiene automáticamente cuando se trabaja sin conexión. Las ráfagas continúan porque las antenas de la tableta “se conectan” con lo que se llama un “apretón de manos digital” a la red base, que suele ser un router o punto de acceso Wi-Fi, o una torre de telefonía móvil cercana. Si la intensidad de la señal de la red es baja, la ráfaga de radiación de la tableta es mayor. Este apretón de manos digital se repite continuamente.

 

Los médicos recomiendan reducir la exposición a esta radiación

 

La Academia Americana de Pediatría, que es la mayor organización de pediatras de Estados Unidos, ha advertido repetidamente de la mayor vulnerabilidad de los niños a esta radiación inalámbrica y recomienda a las familias que reduzcan la exposición. Por ejemplo, uno de sus diez consejos para reducir la exposición incluye: “Si piensa ver una película en su dispositivo, descárguela primero y luego cambie al modo avión mientras la ve para evitar una exposición innecesaria a la radiación.” En todo el mundo, muchas organizaciones médicas advierten al público de que debe minimizar la exposición a las radiaciones inalámbricas. La Asociación de Educación de Nueva Jersey y el Consejo de Expertos del Estado de Maryland sobre la Protección de la Salud Ambiental de los Niños recomiendan reducir la exposición en las aulas.

 

La radiación está relacionada con el cáncer

 

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud clasificó la radiofrecuencia como un posible carcinógeno de clase 2B en 2011, y desde esa fecha la evidencia científica ha aumentado tanto que los asesores de la Organización Mundial de la Salud desde hace mucho tiempo están pidiendo una reclasificación – a carcinógeno humano de clase 1. El estudio de 25 millones de dólares del Programa Nacional de Toxicología de EE.UU. ha vinculado la exposición a la radiación de radiofrecuencia con el cáncer, replicando los hallazgos de los mismos tipos de tumores en estudios humanos. También se encontraron daños en el ADN.

 

La radiación está vinculada a graves efectos biológicos

 

Los estudios revisados por pares también han encontrado una miríada de otros problemas, desde el aumento de los dolores de cabeza y los problemas de sueño hasta el daño a la reproducción y el desarrollo del cerebro. Por ejemplo, los estudios han descubierto que la radiación Wi-Fi daña el esperma, incluso en dosis muy bajas. Las ratas expuestas a la red inalámbrica tenían más células cerebrales dañadas que las no expuestas. Las conexiones entre esta radiación y el autismo y el TDAH han hecho que los médicos aconsejen reducir la exposición en las escuelas de todo el país. Los médicos están muy preocupados por los efectos en la salud tras años de exposición diaria a esta radiación, especialmente en los niños.

 

Una revisión publicada sobre los efectos de la radiación Wi-Fi, titulada “El Wi-Fi es una importante amenaza para la salud humana”, reveló que “repetidos estudios sobre el Wi-Fi demuestran que el Wi-Fi provoca estrés oxidativo, daños en el esperma/testiculares, efectos neuropsiquiátricos, incluyendo cambios en el EEG, trastornos en la apoptosis, daños en el ADN celular, cambios endocrinos y sobrecarga de calcio. Cada uno de estos efectos también es causado por la exposición a otros CEM de frecuencia de microondas, y cada uno de estos efectos está documentado en entre 10 y 16 revisiones”. El documento concluye que “se deduce de estos diversos hallazgos que la colocación de Wi-Fi en las escuelas de todo el país bien puede ser una amenaza de alto nivel para la salud de nuestros niños, así como una amenaza para los profesores…”

 

Los manuales del iPad y la tableta tienen instrucciones que aconsejan poner distancia entre el dispositivo y el cuerpo debido a la exposición a la radiación

 

La mayoría de la gente desconoce la letra pequeña de las advertencias de seguridad de la FCC en todos los dispositivos inalámbricos que indican que el consumidor debe estar a una distancia específica del dispositivo para garantizar que los niveles de radiación no superen los límites de la FCC.  Cuando los iPads aparecieron por primera vez en el mercado, el manual de usuario del iPad decía: “Oriente el dispositivo con la antena celular (situada bajo el borde negro en la parte superior del dispositivo) lejos de su cuerpo u otros objetos…” para evitar superar las normas de la FCC. Del mismo modo, muchos otros modelos de tabletas aconsejan “evitar el contacto directo con la antena de transmisión” y/o colocar “la antena lejos de su cuerpo”.

 

La radiación inalámbrica de los iPads y las tabletas penetra en el cuerpo

 

 

 

Cuando los niños sostienen iPads en su cuerpo, la radiación penetra en los órganos de los niños, generalmente en sus órganos reproductores cuando el dispositivo está en su regazo. Las investigaciones han demostrado que la radiación también penetra en el cerebro de los niños con exposiciones de mayor intensidad cuando el dispositivo está más cerca. Muchos niños se tumban en el suelo con una tableta muy cerca de la cara, exponiendo sus ojos y su cerebro.

 

 

Muchos iPads y tabletas pueden usarse sin exposiciones inalámbricas

 

Si sigues unos sencillos pasos, puedes apagar fácilmente las antenas inalámbricas de la mayoría de las tabletas y seguir conectado a Internet. Basta con utilizar un cable enchufado a la tableta con una conexión ethernet y un adaptador. A continuación, asegúrate de que también apagas las antenas Wi-Fi del dispositivo en la configuración (de lo contrario, tu tableta seguirá emitiendo radiación de microondas).

 

También puede tener todo ya descargado para poder utilizar las distintas aplicaciones de su tableta sin necesidad de conectarse a internet. por ejemplo, puede tomar fotos, vídeo, hacer dibujos y otras actividades en el dispositivo sin necesidad de la Wi-Fi.

 

Te animamos a seguir estas sencillas instrucciones:

 

Conecta tu iPad o tableta a la red ethernet con un adaptador y un cable (no al Wi-Fi). Esta es la única forma segura de utilizar la tableta.

Activa el modo avión y asegúrate de que el Wi-Fi, el Bluetooth y otras antenas están desactivadas.

Coloque siempre la tableta sobre una mesa (no apoyada en el regazo, ni en la mano).

Un primer paso sencillo para reducir la exposición: desactiva la configuración inalámbrica siempre que termines de usar Internet pero aún necesites usar las Aps. de la  tableta. Nota: usted todavía estará expuesto a la radiación durante los tiempos de conexión inalámbrica y por el Wi-Fi en la habitación por lo que este es el primer paso o una forma de disminuir si no tiene otra opción en su situación. No es una medida de protección total. Por favor, asegúrese de iniciar el proceso de cableado completo de sus dispositivos en lugar de utilizar la conexión inalámbrica, porque la medida de “apagarlo cuando no está en uso” es una medida a medias y todavía resulta en la exposición mientras el Wi-Fi está encendido. Si usted es un profesor en una escuela o un padre en una escuela vea los recursos aquí).

¡Comparta esta información!

 

Es importante saber

 

Más datos = mayor radiación: Por ejemplo, la transmisión de vídeo tiene como resultado una mayor intensidad de radiación. Así que si quieres ver un vídeo, hazlo con una conexión por cable o predescarga el vídeo en tu tableta. También puedes predescargar tu música en lugar de transmitirla a través de tu tableta.

Menor señal = mayor radiación: Cuando un dispositivo tiene una intensidad de señal baja, emitirá más radiación para realizar la conexión. Por lo tanto, intenta no utilizar el dispositivo cuando la conexión sea deficiente. (Desgraciadamente, una señal más fuerte significa que su entorno tiene niveles de radiofrecuencia más altos en general, lo que provoca una exposición de todo el cuerpo a las estaciones base, los routers o los puntos de acceso).

Los dispositivos inalámbricos en los coches, autobuses, ascensores u otros medios de transporte = mayor radiación: Muchas personas entregan a los niños dispositivos inalámbricos en el coche sin saber que, cuando se viaja en un vehículo, la radiación puede ser mayor por tres razones. En primer lugar, el metal puede reflejar la radiación haciendo que rebote en el coche, ascensor o vehículo metálico en movimiento. En segundo lugar, el dispositivo se esfuerza por salir del coche para llegar a la torre de telefonía, lo que aumenta la emisión de radiación. En tercer lugar, cuando se mueve, un dispositivo necesita aumentar la potencia cada vez que pasa y se conecta con una nueva torre de telefonía móvil. En una audiencia en el Congreso en 2009, el Dr. Bucher, científico principal de los Institutos Nacionales de Salud, hizo la recomendación de NO usar teléfonos móviles en un coche o ascensor.  La Academia Americana de Pediatría recomienda “evitar hacer llamadas en coches, ascensores, trenes y autobuses. El teléfono móvil trabaja más para obtener una señal a través del metal, por lo que el nivel de potencia aumenta”.

Si necesita utilizar el Wi-Fi, le recomendamos que los niños estén a cierta distancia del dispositivo transmisor y que no estén presentes durante la descarga inalámbrica.  A continuación, apague todos los ajustes inalámbricos antes de que un niño utilice el dispositivo. Le animamos a que establezca conexiones ethernet por cable (no inalámbricas) en toda su casa para que todos puedan acceder a Internet sin exponerse a la radiación.

 

Sí, la mayoría de los iPads y tabletas pueden conectarse a Internet con una conexión por cable

 

El Wi-Fi no es necesario para conectarse a Internet. Las tabletas pueden conectarse a Internet mediante un cable ethernet enchufado a cualquier router o módem estándar; sin embargo, dependiendo de la marca y el modelo, es posible que necesite algunos pequeños componentes fácilmente disponibles. Los adaptadores exactos necesarios pueden cambiar y puedes ponerte en contacto con el fabricante o con otros proveedores expertos para asegurarte de que tienes las piezas correctas para tu modelo exacto.

 

iPads

 

Para la mayoría de los modelos de iPad necesitas un adaptador ethernet-USB, un adaptador iPad-USB y un hub USB activo.

 

 

Tabletas

 

Para muchas tabletas todo lo que necesitas es un adaptador de USB a Ethernet. Sin embargo, la conexión del cable ethernet puede variar dependiendo de la marca y el modelo de tu tableta. Si tu tableta tiene un puerto mini-USB, puede que necesites un adaptador más para convertir el mini en un USB completo. Merece la pena dedicar tiempo y un poco de esfuerzo a estos pasos. Lamentablemente, hay algunas tabletas que no pueden conectarse mediante ethernet, ni siquiera con adaptadores. Comprueba siempre que puedes usar una ethernet primero. No recomendamos la compra de una tableta a menos que esté seguro de que puede utilizarla de forma NO inalámbrica.

 

Es importante comprobar por separado las antenas para asegurarse de que TODAS están apagadas.

 

Poner un iPad en “modo avión” apagará inicialmente todas las antenas, sin embargo, las antenas Wi-Fi y Bluetooth pueden volver a activarse sin desactivar el modo avión. Que un iPad muestre el ‘modo avión’ no es garantía de que todas las antenas estén apagadas. Además, cuando la función Wi-Fi de un iPad muestra “No conectado”, no significa que la antena esté apagada, sólo significa que el iPad no está conectado a ninguna red disponible: la antena Wi-Fi sigue emitiendo constantemente radiación de microondas.

 

Una nota adicional: recuerda mantener siempre la tableta fuera del regazo, incluso si las antenas inalámbricas están apagadas. Las tabletas y los ordenadores portátiles también emiten otro tipo de campos electromagnéticos (CEM) denominados CEM ELF que penetran en el cuerpo de los niños y de los adultos con exposiciones más altas directamente cerca del dispositivo. Este tipo de CEM es diferente de los CEM de radiofrecuencia, pero también está relacionado con el cáncer y otros efectos biológicos. Por lo tanto, siempre hay que respetar la distancia entre usted y el dispositivo o cualquier ordenador de mano.